Las necesidades enérgeticas evolucionan de manera progresiva en función del crecimiento, tanto de la población como de los estándares de calidad de vida y niveles de consumo.

En Argentina, en el periodo 2004-2017, la demanda de energía eléctrica anual verificó una tasa media de crecimiento del 4% anual. Por su parte, para responder a la demanda energética creciente, la potencia instalada en este período experimentó un crecimiento anual promedio del 1,7%, existiendo una potencia instalada total de 34.951 MW hacia el primer cuatrimestre de del 2017.

Evolución de la potencia instalada hidroeléctrica vs Potencia instalada total

Fuente: https://www.minem.gob.ar/