Nuestros hermosos paisajes fueron castigados por el fuego.

No dejemos que siga ocurriendo.

Cuidemos y denunciemos nuevos o posibles focos.