La participación de los jóvenes en los órganos de conducción de las cooperativas de servicios públicos es una realidad creciente en el interior de la provincia de Córdoba.

Catalina Serena, de la Cooperativa de Luz y Fuerza de Elena, y Guillermina Garro, de la Cooperativa Eléctrica de Laguna Larga, integran la representación de la federación de cooperativas Face en el Comité de Jóvenes de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), y dieron su opinión acerca de las particularidades de este fenómeno.

¿Cuál es el impacto de las cooperativas de servicios en las comunidades del interior?

Serena: “Las cooperativas, desde su nacimiento, fueron pioneras en cubrir las necesidades de sus comunidades. En la actualidad, el rol de las cooperativas continúa siendo el mismo, no han perdido su esencia, están presentes en múltiples ámbitos. No sólo son responsables de los servicios que prestan buscando una mejor relación precio-calidad, sino que también desarrollan numerosas actividades sociales y fortalecen la relación con las demás instituciones de las ciudades y localidades. La comunidad forma parte de la cooperativa y la cooperativa es la base de la comunidad”.

¿Qué destacarían de su experiencia en los organismos de jóvenes cooperativos?

Garro: “Son espacios construidos en forma conjunta, en los que se pueden desarrollar proyectos y actividades con total libertad, tanto Face como Cooperar son instituciones abiertas a nuevas iniciativas, al consenso y al disenso. Participar nos predispone a involucrarnos en el crecimiento de la sociedad en la que vivimos y en el progreso de nuestro sector”.

Fuente: http://facecordoba.coop/