Omar Marro, la máxima autoridad de la federación que nuclea a las cooperativas cordobesas, destacó que la situación planteada por la pandemia dejó al descubierto la importancia de contar con servicios públicos sólidos y eficientes. “La emergencia llevó a considerar como esencial no sólo a los suministros de energía, agua y cloacas, sino también a la Internet y las telecomunicaciones, prestaciones que permiten a la población sobrellevar de mejor manera el aislamiento social preventivo y obligatorio y sostener la actividad mediante el teletrabajo o el comercio electrónico”, señaló.

En las pequeñas y medianas poblaciones del interior provincial, las cooperativas tienen mayormente la responsabilidad de prestar esos servicios.

Reflexionó, a su vez, sobre las críticas que suelen recibir estos entes por la sumatoria de servicios en manos de un mismo prestador, puesto que la buena administración de esa pluralidad produce el ahorro de costos por la concentración de actividades en una sola estructura.

Fuente: www.lavoz.com.ar