Con creciente nivel de morosidad, la decisión del Gobierno nacional de impedir el corte de servicios, ahora hasta fin de año, derivará en menores ingresos para atender una demanda que comienza a recuperarse. El atraso en los cumplimientos de EPEC a Cammesa por y de las cooperativas a la primera amenaza con quebrar la cadena de pagos. Tampoco hay margen para subir las boletas

La decisión del Gobierno nacional de prorrogar hasta fin de de año el congelamiento de tarifas de energía eléctrica y gas y, en paralelo, también la de prohibir el corte de servicios de esos servicios y además el de agua, telefonía móvil y fija e Internet, a usuarios vulnerables que se atrasen en los pagos, generó fuerte preocupación en la Empresa Provincial de Energía (EPEC) y las cooperativas eléctricas del interior, acuciadas por la fuerte caída en el nivel de cobrabilidad.

La medida, si bien previsible, quedó oficializada el viernes pasado mediante el decreto 543/2020 luego de que la norma original venció a fin de este mes.

Por Alfredo Flury para comercioyjusticia.info